pragmática

El carrizo, un exponente de la arquitectura pragmática en México

La forma de construir, tanto espacios rústicos como urbanizados, pasó de estar en un periodo artesanal a responder los estímulos mercantiles, dejando así a los constructores sin espacio para la experimentación pragmática, pues se ha provocado un sesgo sistemático de métodos constructivos contemporáneos tradicionales. Esta situación ha provocado un desarraigo notable al concepto de arquitectura pragmática en su forma más simple, la cual, se puede definir como la necesidad de brindar soluciones factibles de una manera sencilla utilizando, por ejemplo, materiales propios de la región donde se construye.

Esto se debe a como los avances tecnológicos en los métodos de construcción a lo largo de la historia han hecho que el ser humano pasara de vivir en cavernas, en donde se refugiaba para protegerse de depredadores e inclemencias climáticas, a habitar espacios más ostentosos como rascacielos, estadios, plazas comerciales, grandes desarrollos inmobiliarios, etc. Espacios que además de ser refugio funcionan para desarrollar un sinfín de actividades que responden a las exigencias actuales de la sociedad.

arquitectura pragmática

En el caso hipotético de que una persona que viva en una ciudad quiera construir una cubierta para protegerse del sol, seguramente, esa persona considerará construirla con elementos horizontales de madera y soportes de acero, materiales que, en la mayoría del país, tienen que ser trasladados de lugares lejanos, lo cual representará un gasto significativo para el usuario sin contar la mano de obra necesaria y otros aspectos negativos que trae consigo una construcción de esta magnitud, como lo son la explotación de los bosques donde se obtiene la materia prima, la contaminación que provoca la fabricación del acero y la huella de carbono “definida en forma muy general, representa la cantidad de gases efecto invernadero (GEI) emitidos a la atmósfera derivados de las actividades de producción o consumo de bienes y servicios” (Wiedmann, 2009) que deja el traslado y almacenamiento de las piezas.

La construcción de una cubierta con materiales como la madera y el acero, que tienen que ser trasladados y trabajados por mano de obra especializada, si se da el caso de que el usuario no cuente con las habilidades para hacerlo por sí mismo, sin duda alguna puede cumplir con su función, sin embargo, la esencia pragmática es casi nula, “Nadie duda de que un techo nos protege de las inclemencias del tiempo y nos da sombra; pero el principal significado de un edificio es lo que uno debe hacer para habitarlo” (Paniagua, 2013).

arquitectura pragmática

Afortunadamente es posible ver hoy en día pequeños testimonios de arquitectura pragmática en muchas partes. La riqueza de las tradiciones y costumbres que existe en México ha desarrollado un claro sentimiento de aculturación arquitectónica donde es posible observar pequeños rasgos de la arquitectura vernácula y pragmática en su máxima expresión con materiales constructivos tradicionales desde épocas pre-coloniales combinados con materiales constructivos contemporáneos.

Recomendado: Cáñamo: ¿El próximo disruptor en la construcción después de la madera?

El pragmatismo arquitectónico utilizando el carrizo, “una especie vegetal, parecida a la caña común, que se encuentra ampliamente distribuida en la superficie terrestre, es un material ecológico y sostenible de bajo coste, estéticamente aceptable, fácil de obtener y colocar, que permite generar diferentes sistemas constructivos” (Díaz, 2012),  es expresado por un gran número de habitantes, específicamente, del Municipio de Tierra Blanca, Guanajuato, México. En la mayoría de los casos se utiliza para fines divisorios de superficie o de cubiertas, como lo es el caso de la casa de doña Virginia, una señora que vive de la venta de los artículos artesanales hechos a base de carrizo que ella misma confecciona, y que además utilizó el material para la fabricación de la cubierta de su puesto, ubicado a un lado de la carretera.


La señora Virginia relató que cuando necesita de la materia prima se dirige a los carrizales que están en el río, se encarga de cortar los de una anchura y altura ideal para que su traslado no sea tan dificultoso, dispone el material en el piso de su patio y comienza con la fabricación de sus canastas, las cubiertas de carrizo que están en su hogar, así como los muros divisorios que utiliza para la disposición de su jardín los realizó su hermano, quien muy seguido es solicitado por aquellos que no acostumbran a construir con carrizo para hacer lo propio en sus hogares.

arquitectura pragmática

En el pueblo el carrizo se utiliza para la división de propiedades, ornamentos en zaguanes y para la construcción completa (muros y cubierta) de pequeños jacales, los cuales se acostumbran a disponer al lado de las carreteras y son utilizados como pequeños puestos comerciales en donde venden elotes, guamishas y un sinfín de productos de la región. 

Todas las construcciones descritas son un claro ejemplo de la arquitectura pragmática en su más pura expresión, al momento de construir una cubierta con el carrizo que crece a unas cuantas cuadras de los hogares y en muchos casos en el patio de los mismos, pues se han empleado técnicas de autocultivo, se erradican los traslados del material desde otros estados, la explotación poco sustentable de grandes empresas taladoras, la contaminación que se produce al fabricar acero y la gran huella de carbono que pocas veces es considerada.

Es menester de la enseñanza arquitectónica inculcar estos valores en los estudiantes, exhortarlos para que utilicen los materiales que están a su alcance para crear pequeños elementos constructivos, evocando así a la arquitectura pragmática, sin contar con todas las bondades de la biofília que se pueden generar cuando se utilizan elementos del entorno inmediato para la construcción. “La biofilia lleva al ser humano a experimentar una gama de emociones que surgen debido a una combinación de factores culturales e innatos que permanecen a lo largo de los años” (Wilson, 1989).

Bibliografía
  1. Wiedmann T. (2009). Huella de carbono y análisis de insumo-producto: una introducción, investigación de sistemas económicos, 21, p. 175-186 (2009).
  2. Paniagua E. (2013). La arquitectura y su significación pragmática y tectónica, Revista Signa 22, p. 521-548.
  3. Díaz C, Jiménez M, Navacerrada M, Pedrero A. (2012). Propiedades acústicas de los paneles de carrizo, Revista Materiales de Construcción, 305, 55-56.
  4. Wilson E. (1989). Biofilia, 9-10.`5

Curso Online – Aprende Revit desde cero. Con este curso descubrirás las ventajas de diseñar en BIM (Building Information Modeling). Iníciate y da los primeros pasos en Revit, la opción BIM más completa del mercado. Ver Curso

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Ads Blocker Detectado!!!

Los anuncios son molestos, sin embargo son nuestra fuente de ingresos.

Apóyanos deshabilitando tu bloqueador de anuncios.